COMENTARIOS: La coartada imperfecta.

Sebastián Jorgi

Qué problema sostener el cuerpo al paso del tiempo y más difícil será describirlos al compás de la escritura. Porque esto es lo que ensaya, experimenta, digamos, Graciela Licciardi, en estos tramos narrativos—estilísticamente cuentos, piezas cortas, mini-impresiones para escribir y escribir… Escribir con qué ? Tal es la cuestión ya que la novedad en este campo de coartadas no tan perfectas…me dije al avance de la lectura que Graciela Licciardi escribe con el cuerpo.

LEER +

Sánchez Zinny

…la expresión escrita bascula indefinidamente entre lo agobiante y verdadero, que es la poesía en su sentido final, y la galanura sugerente, connatural a lo que llamamos literatura o ficción!…En este libro, igual que todos los que valen la pena, el artista, el creador, el poeta, se opone necesaria e irreconciliablemente a la tallerista, a la tejedora de suspicacias y complacencias. Por supuesto, la primera sufre puesta en el potro que obliga a todos a “decir lo que no se quiere nombrar”, en tanto la segunda trama…

LEER +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *